Cómo crear una marca: guía básica para tu empresa

Una marca es la forma en la que los usuarios perciben, identifican y se conectan a un producto, servicio o una empresa. Así es como definimos una marca en Suma Thinking Digital.

En este sentido, construir una marca es un proceso complejo y que tiene muchas variables. Por esta razón hemos creado una guía básica con los puntos clave que consideramos necesarios para crear una marca sólida y coherente, y que puedes aplicar tanto a tus productos y servicios como a la identidad corporativa de tu negocio.

Explicar cómo crear una marca desde cero en un solo artículo es difícil. Por eso nuestra intención es dar unas pinceladas sobre el tema para tener una idea genérica de lo que implica poner en marcha un proceso de creación de marca.

0. Qué es una marca y la importancia de la identidad de marca

Se acostumbra asociar una marca al logotipo, pero una marca es mucho más. Una marca es el logotipo, la web, el lenguaje que usamos, el perfil de Instagram y cualquier forma de expresión hacia el usuario de nuestra marca.

Crear una identidad de marca tiene un impacto significativo en múltiples ámbitos de tu empresa, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Identifica a tu empresa, producto o servicio. Es el sello identificativo y lo que la hace diferente. Con la creación de una buena identidad visual de marca tu empresa conseguirá diferenciarse de la competencia.
  • Fideliza a tus usuarios. Encontrar un estilo propio y que dote de personalidad a tu empresa hará que los consumidores puedan diferenciarla por encima del resto de empresas y así conseguir ganar su confianza, fidelizándolos.
  • Genera más ventas. Si tenemos usuarios fieles a nuestra marca, la consecuencia lógica será el aumento de la facturación. Usuarios satisfechos, mayores ventas.

1. El comienzo: necesitas una estrategia para tu marca

Antes de empezar a crear y diseñar es necesario definir una buena estrategia de marca. En ella pueden haber reflejados muchos aspectos, aunque los que consideramos indispensables son los siguientes:

  • Público. Define el público al que te diriges, más allá de definir su edad, y analiza sus necesidades: ¿qué contenido le interesa?, ¿cómo se comunica?, ¿qué canales utiliza?, ¿es digital?
  • Proposición de valor y competencia. Define qué te hace diferente y qué puedes ofrecer a tus usuarios. Ser consciente de las diferencias que tiene tu empresa con respecto a las otras del sector es básico.
  • Objetivos. Define unos objetivos a corto y largo plazo que puedan ser modificables en el tiempo según la evolución de los mismos. Hoyen día todo cambia a la velocidad de la luz, así que es necesario que tus objetivos puedan ser variables.
  • Define la personalidad. Define qué quieres contarle a tus usuarios, cómo quieres que te perciban y qué quieres transmitirles. Esto te ayudará a definir la identidad de tu marca.

2. Empecemos a crear: ¿cuáles son los elementos de una identidad de marca?

Podemos empezar a crear nuestra marca a partir de la estrategia de marca. Nuestra marca estará compuesta de diferentes elementos que empiezanpor la creación de un nombre y un logotipo, seguido de la elección de los colores, la tipografía utilizada y el tono de comunicación de la marca.

Deberemos crear estos elementos teniendo en cuenta que una marca debe tener al menos las siguientes características:

  • Identificativa: la marca debe tener la capacidad de diferenciarse de su competencia en el sector.
  • Memorable: que al usuario le sea fácil de recordar.
  • Empática: que conecte con el usuario a un nivel emocional.
  • Comunicativa: que se entienda por parte del usuario.
  • Coherente: todos los elementos deben estar unidos entre ellos, tanto a nivel estético como conceptual.
  • Flexible. adaptada a todos los soportes.

Una vez definidas y conseguidas dichas características, será necesario trabajar en los elementos básicos que conforman a una marca. A continuación damos una breve explicación de la razón de ser de cada uno de ellos:

  • Nombre o naming

El nombre de una marca es la palabra con la cual los usuarios la identificarán. Elige un nombre que sea fácil de pronunciar y recordar. Piensa en el mercado al que está dirigido, por ejemplo, si vas a crear un nombre en inglés. Intenta evitar los nombres con segundas intenciones.

  • Logotipo

El logotipo es un elemento vital en tu identidad de marca. Es el resumen de la personalidad de tu marca y donde quedará plasmado el nombre. El logotipo debe ser atractivo y a la vez memorable y perdurable en el tiempo.

Ten en cuenta sus distintas variables (positivo, negativo, en blanco y negro, etc.) y también su versión reducida y los soportes en los que se va a aplicar.

  • Fuente

La fuente debe ser elegida en función de lo que queramos transmitir y de los usos que vaya a tener. Por ejemplo, si vas a desarrollar una web, lo óptimo será utilizar una fuente de Google Fonts.

  • Gama cromática

La gama cromática son los colores que van a dar vida a tu marca y que proyectan sensaciones a los usuarios. Si quieres saber más sobre este tema puedes leer nuestro artículo sobre la psicología del color. En la definición de los colores también será importante establecer los colores para pantalla (RGB, HEX) y los colores para impresión (CMYK, Pantone).

  • Imágenes

¿Cuál será el encuadre de las imágenes?, ¿qué tratamiento fotográfico usaremos?, ¿nos enfocaremos en el uso de personas o ilustraciones?, ¿vas a crearlas tú o serán adquiridas a través de un banco de imágenes gratuitas?

  • Lenguaje

¿Vas a utilizar un lenguaje formal o uno más coloquial?, ¿cómo vas a dirigirte a tus usuarios? Estas son algunas de las preguntas que debes plantearte a nivel de comunicación de marca. Piensa dónde quieres estar y sé coherente en los diferentes espacios, ya sea una web corporativa, Instagram o un blog.

Una vez desarrollemos todos los elementos básicos de nuestra marca, los debemos plasmar en un manual de identidad corporativa para que cualquier persona que trate con nuestra marca sepa qué pautas seguir y cómo aplicar estos elementos.

3. Crea una historia

Una marca debe tener un hilo argumental y hacer que todos sus elementos fluyan independientemente y en conjunto. Esto hará que los usuarios ganen confianza en ella y creen un vínculo emocional. Si esto ocurre sabremos que hemos creado una marca consistente.

En este artículo hemos creado un guion básico para la creación de una marca, pero recuerda que cada marca tiene una historia y, por lo tanto, diferentes inicios, desarrollos y desenlaces. Crea tu propia historia, tu propia marca.

Foto perfil

Laura Baldirà |

UX/UI Designer

Comentarios sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*