Cómo hacer una campaña SEM que valga la pena

Si tienes una página web o un negocio online es muy probable que hayas oído hablar del SEM y del SEO. Estas dos siglas están en boca de todos y son pilares básicos del marketing digital a la hora de trabajar en las estrategias de posicionamiento web, pero no siempre se usan de forma adecuada.

Por esta razón, vale la pena comenzar con una pregunta básica: ¿qué es SEM? Coloquialmente se suele hacer referencia al SEM al hablar de campañas de pago, pero, siendo puristas, el SEM o Search Engine Marketing hace referencia a cualquier campaña de marketing llevada a cabo en buscadores, sea de pago o no. Es decir, SEM engloba tanto estrategias SEO como estrategias de pago en buscadores y tiene como objetivo que una determinada página web se sitúe en los primeros lugares en los resultados de los motores de búsqueda.

Campañas SEM: ¿por dónde empezar?

Tanto si tus páginas web llevan tiempo subidas a la red como si son de reciente creación, es muy probable que no aparezcan en los primeros resultados de búsqueda de Google o de otros buscadores.

Esto se puede deber a factores propios de tu web (no contar con una estrategia de posicionamiento adecuada, difícil navegabilidad…), a factores ajenos a tu sitio (mucha competencia en tu sector, por ejemplo) o a una combinación de ambos. Esta situación puede mejorar siguiendo estrategias de Search Engine Marketing.

Lo primero de todo será llevar a cabo un estudio de palabras clave, también conocido como keyword research. ¿Por qué? Porque necesitamos saber cuál es el comportamiento de los usuarios web y cómo buscan los servicios o productos que ofrecemos, tanto si queremos atraer tráfico orgánico como si queremos realizar campañas de pago.

Por tanto, es indispensable conocer con qué términos nos buscan nuestros potenciales clientes, pero, además, en el caso de las campañas en Google Ads y el resto de buscadores, necesitamos conocer cómo puja nuestra competencia por las palabras clave que nos interesan. Esto se debe a que la publicidad en buscadores se basa en estrategias de puja y en el CPC (coste por clic): a mayor competencia por determinada palabra clave, mayor CPC.

Conocer qué términos relacionados con nuestra web tienen menos competencia y cuáles nos harán llegar a nuestro público objetivo nos permitirá llevar a cabo campañas eficaces.

¿Cómo logro que mi sitio web llegue a lo más alto a través de una campaña SEM?

Si dispones de mucho dinero puedes aparecer en el primer lugar de los resultados de búsqueda todos los días, pero esto no es interesante ni sostenible. Lo que de verdad buscan estas campañas es combinarse con estrategias de posicionamiento orgánico, optimizar sus resultados y lograr estar de primeros en las búsquedas sin necesidad de seguir invirtiendo gran cantidad de dinero en ello.

Uno de los principales factores para escalar posiciones en buscadores de manera orgánica (sin coste) es aumentar el tráfico web de calidad. Es decir, cuantos más usuarios entren en nuestra página web y más tiempo pasen en la misma, más fácil será que alcancemos los primeros puestos en buscadores.

Por tanto, si llevamos a cabo campañas de pago en buscadores que estén pensadas y planificadas para llegar a nuestro público objetivo, estaremos aumentando el tráfico web de calidad, lo que repercutirá directamente en una mejora del posicionamiento orgánico.

Este pensamiento es el que hace que nuestras campañas y toda nuestra estrategia SEM valgan la pena y muestren resultados sólidos y significativos en el tiempo.

Los anuncios y su importancia para mejorar el posicionamiento

Como introducíamos en el punto anterior, para mejorar el posicionamiento debemos atraer tráfico a nuestra web y este debe ser de calidad. Para conseguir dicho tráfico de calidad necesitamos que personas realmente interesadas en nuestros productos o servicios lleguen a nuestra web y encuentren en esta lo que están buscando.

El punto anterior en ocasiones es pasado por alto, pese a ser altamente relevante a la hora de crear los anuncios de nuestras campañas.

¿Qué quiere decir esto? Por ejemplo, que tus campañas deben contar con títulos y textos llamativos, pero a su vez deben ser coherentes con la realidad que los usuarios se encontrarán cuando accedan a la página. Si no tenemos esto en cuenta podemos caer en el error de agotar nuestro presupuesto rápidamente y empeorar el posicionamiento orgánico.

Pongamos un ejemplo de esto llevado al extremo: ¿qué pasaría si realizas una búsqueda en Google y como primer resultado aparece un anuncio con palabras como “gratis” o “regalo”? Seguramente harías clic sin pensarlo demasiado. Ahora bien, si accedes a esta página web y lo que te encuentras son productos caros o que no te interesan en absoluto, estamos convencidos de que tardarías solo unos segundos en abandonarla.

Acciones como esta no solo provocan una pérdida enorme de dinero en las empresas que gestionan campañas SEM, sino que además repercuten negativamente en el posicionamiento orgánico de un determinado dominio web.

Respecto al gasto de las campañas, este normalmente se configura a coste por clic. Es decir, solo pagas cuando una persona accede a tu web haciendo clic en el anuncio. Necesitamos, por tanto, que accedan a través de estos anuncios las personas que vayan a contratar nuestros servicios o a comprar nuestros productos para no agotar nuestro presupuesto en vano.

Además de esto, y dado que el SEO se ve penalizado si el tráfico que accede a una determinada web no es de calidad, necesitamos que quien entra a la web a través de anuncios de pago pase tiempo navegando por nuestro sitio web.

SEO, SEM, campañas de pago…  ¿en qué baso mi estrategia?

Mientras que el SEO requiere un trabajo constante del cual no se observarán resultados hasta medio o largo plazo, las campañas SEM son inmediatas y, una vez se crean los anuncios con un presupuesto adecuado, nuestra web aparecerá entre las primeras en los resultados de búsqueda.

En resumen, desde Suma Thinking Digital recomendamos llevar a cabo una combinación de ambas estrategias; es decir, realizar campañas de pago en buscadores mientras simultáneamente se trabaja el SEO. De esta forma lograremos que nuestro objetivo se mantenga en el tiempo, optimizando costes y resultados y mejorando el branding de nuestra marca.

¿Necesitas ayuda para planificar y ejecutar las campañas SEM de tu proyecto web? Contamos con un equipo de especialistas que pueden asesorarte de la mejor manera. ¡Hablemos!

Foto perfil

Sara González |

Web Analyst

Comentarios sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*