5 maneras de utilizar Google Analytics para mejorar tu ratio de conversión

21.01.2019

Google Analytics es una herramienta indispensable para cualquier sitio web. No importa si gestionas una ecommerce, si quieres aumentar las ventas de tu negocio o si posees una pequeña empresa y necesitas atraer nuevos clientes a través de tu canal web: esta plataforma analítica te permitirá estar al día sobre la demografía de tus usuarios, su comportamiento online y las áreas de mejora de tu sitio.

Si estás iniciándote en el mundo de la analítica web, desde Suma Thinking Digital te explicamos 5 maneras de utilizar los datos de Google Analytics para mejorar tu negocio.

1. Segmentar por tipo de canal

Al analizar los datos segmentados por canal realmente podrás empezar a comprender qué inversiones de marketing están dando mejor resultado.

Por ejemplo, podemos detectar que los usuarios que provienen de anuncios de Google Adwords tienen un índice de conversión más bajo que los que entran de forma orgánica a nuestra web. Esto es un claro indicativo de que nuestras campañas de pago no están bien implementadas y que deberemos revisarlas y optimizarlas.

2. Examinar el rendimiento de cada página

Aquí tenemos una multitud de datos como el porcentaje de rebote, las páginas visitadas por sesión, el tiempo medio de cada sesión o las ventas de cada visitante según la página de entrada.

Por ejemplo, si nos fijamos en los datos de las páginas de nuestra web que tienen altos niveles de tráfico y altos índices de rebote podremos obtener información valiosa para identificar posibles errores de diseño, adaptar ciertos contenidos no optimizados y, en general, revisar la experiencia del usuario que accede a nuestro sitio.

3. Revisar el rendimiento de los productos

Identificar qué productos son los más populares dentro de nuestra ecommerce, analizar el porcentaje de rebote de algunas categorías de servicios o, por ejemplo, comprobar la interacción de los usuarios con un sistema de tallas de ropa o calzado nos proporciona información esencial para preparar nuestras campañas de emailing o para optimizar nuestro contenido y, a su vez, cumplir con el objetivo de ofrecer una mejor interfaz en las páginas de productos.

Este punto es imprescindible no solo para reducir el porcentaje de rebote de nuestras páginas, sino que también para aumentar el tráfico hacia la web, dar mayor visibilidad y autoridad al proyecto e incrementar las visitas y ventas online.

4. Analizar el comportamiento de compra

Conocer el viaje que realizan tus compradores, desde su ingreso a la web hasta que compran o se registran, es clave para medir tus resultados, implementar mejoras, optimizar la experiencia de tus visitantes y, finalmente, aumentar tu conversión como negocio.

Si logramos definir y comprender el comportamiento de nuestros usuarios al momento de añadir productos al carro o realizar el pago, podremos extraer conclusiones para luego realizar las modificaciones pertinentes que mejoren tu servicio.

En el caso de que tu proyecto no sea un ecommerce o no esté enfocado en el comercio electrónico como tal, esta información es igualmente valiosa ya que te permitirá mejorar otros factores como la tasa de captación de leads a través de los formularios de contacto.

5. Conocer a tus usuarios: ¿quién, dónde, cuándo?

Google Analytics también es de gran utilidad para responder algunas preguntas clave que surgen cuando estamos a cargo de algún proyecto web. ¿Quiénes o cómo son las personas que visitan mi sitio?, ¿desde qué país o ciudad están accediendo?, ¿en qué momento del día, de la semana o del mes están ingresando?

Todos estos datos demográficos y de comportamiento son fundamentales para entender tu web, conocer su alcance e implementar mejoras tanto de contenido como de diseño, usabilidad o del ámbito técnico.

¿Quién?

Revisar la edad, el género o los intereses de tus clientes ayuda a descubrir tu audiencia y con esta valiosa información podremos focalizar nuestras inversiones en AdWords, Facebook o campañas de email marketing.

¿Cuándo?

Puedes revisar el mes, el día de la semana o la franja horaria en que las personas visitan tu sitio, lo que te permite planificar tu estrategia y obtener una conversión más alta para tus productos y páginas principales.

¿Dónde?

Comprender de qué país o ciudad provienen tus visitantes te ayudará a buscar potenciales nuevos clientes, establecer relaciones estratégicas en otros mercados o bien realizar ajustes en tu web para reenfocar sus productos y servicios a la audiencia que te interesa.

En conclusión, gracias a Google Analytics podemos tener una comprensión más completa de nuestros usuarios y aplicar esta información privilegiada a la estrategia global de nuestro proyecto.

Si quieres saber más sobre cómo utilizar esta herramienta u otros recursos de analítica web para potenciar tu negocio, no dudes en contactar con el equipo de SumaTD para recibir una propuesta comercial ajustada a tus necesidades.

Foto perfil

Darío Cervantes |

Analítica Web

Comentarios sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*