Miniguía para diseñar tu estrategia SEO

Una buena estrategia de SEO mejora el posicionamiento web de tu marca, situándose en los primeros resultados en el buscador; logrando más visitas a tu web, aumentando la confianza de tus clientes y generando más ventas. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Descúbrelo con esta miniguía para diseñar tu estrategia SEO. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es SEO?

El SEO (Search Engine Optimization) consiste en una serie de técnicas, procedimientos y estrategias de optimización de las páginas de un sitio web o blog para mejorar su posicionamiento en los buscadores. 

Se trata de un elemento imprescindible en una estrategia de marketing para ganar visibilidad en el mundo digital, para lograr expandir tu alcance y aumentar la audiencia, ganando leads y clientes para tu negocio. 

El objetivo principal del SEO es aumentar el volumen del tráfico orgánico, es decir, no pagado, y garantizar más visibilidad a las páginas web.

No te pierdas el diccionario de conceptos SEO para ser un experto en el posicionamiento web.

Miniguía para diseñar tu estrategia SEO

¿Cómo diseñar una estrategia de SEO efectiva para tu marca?

Tras las presentaciones ¡vayamos al grano! Sigue los pasos que debes seguir para construir e implementar una estrategia SEO de éxito:

Define tu buyer persona

El primer paso para una estrategia bien definida, es identificar para quién vas a optimizar tu página web, es decir, a qué usuarios quieres alcanzar.

Encontrar nuestro cliente ideal será clave para el desarrollo de todos los demás pasos. Para ello necesitamos identificar nuestro buyer persona, un concepto que reúne todas las características de tu cliente ideal. 

Para conocerlo, debemos analizar sus principales características:

  • Edad
  • Género
  • Necesidades
  • Intereses
  • Todo lo que se considere relevante para crear un perfil de cliente ideal

Una vez se defina a quién vamos a dirigir nuestras acciones, podemos definir el lenguaje de comunicación, cómo podemos cubrir sus necesidades e intereses y los mejores canales donde difundir los contenidos.

Palabras clave o keywords

Introducir palabras clave facilita que Google muestre tu página web cuando los usuarios hacen una búsqueda. Existen dos tipos de keywords:

  1. Shortail: keywords cortas, entre una y dos palabras. Tienen un alto volúmen de búsqueda por lo que posicionan tu web muy bien. Pero ¡ojo! tu competencia seguramente también las esté usando.
  2. Longtail: keywords más largas, entre tres y cuatro palabras. El volúmen de búsquedas es menor, pero más afinado al objetivo final del usuario, por lo que suelen ser más efectivas.

¿Dónde incluirlas?

– URL
– Cabeceras web
– Texto dentro de la página
– Textos alternativos en imágenes

Analiza tu competencia 

Un vistacito a la competencia siempre te sirve para acabar de ajustar tu estrategia. ¿Qué keywords usan? ¿cuáles de sus contenidos son los mejor posicionados? ¿cómo les encuentran los usuarios?

Aprender de tu competencia te ayuda a adoptar mejores prácticas en tu estrategia. La mejor forma de hacerlo es mediante algunas herramientas como SEMRush, Seigoo y Metricspot, donde ofrecen información relevante sobre tu competencia. 

Crear contenido de valor

Una vez tengamos los dedos en el teclado debemos crear contenido relevante y que aporte valor a nuestra buyer persona. Lo ideal es ofrecer contenido de calidad que permita satisfacer las necesidades de nuestros clientes ideales.

¿La guinda del pastel? Organizar el contenido según la metodología Topic Clusters. Este método consiste en reunir varios artículos relacionados en un post principal, creando conexiones entre estos con el objetivo de ampliar el alcance y tráfico de estos contenidos.

Arquitectura de tu página web

Tener una página web actualizada y optimizada facilitará el trabajo que genera tu estrategia de SEO. Google da más visibilidad a las webs optimizadas y la mejor forma de llamar su atención es: 

  • Rastreabilidad: facilita que Google te considere entre todas las webs publicadas en internet.
  • Tiempo de carga: 3 segundos para que tu web se cargue completamente, harán que Google posicione mucho mejor tu página web.
  • Estructura de las direcciones web: incluye palabras clave en la redacción de los contenidos para que Google tenga facilidad para analizar sobre qué va tu site.
  • Eliminar enlaces rotos: si los usuarios encuentran enlaces rotos en nuestra página web, lo más seguro es que vayan a buscar esa información en otro sitio. Si su tiempo de visita en tu página es muy corto, significa que no están recibiendo una buena experiencia y eso puede repercutir negativamente a los ojos de Google.
  • Diseño responsive:  un aumento de consumo de contenido en dispositivos móviles hace imprescindible que tu página web sea responsive, para que el usuario no pierda información. Además, Google puede penalizar a las páginas que no tengan este tipo de diseño. 

Ampliar tu alcance

Logra que tu contenido tenga más visibilidad publicando en diversas plataformas y redes sociales para que llegue al máximo de usuarios.

Genera interacción entre tu contenido y los usuarios para multiplicar su alcance:
– Busca el feedback de tus seguidores
– Consigue likes y comentarios
– Haz que tu contenido sea compartido

Medir tu estrategia SEO

Una buena estrategia de SEO es la que consigue unos buenos resultados alineados con los objetivos marcados. Realizar una auditoría SEO ayuda a identificar problemas que afectan a la navegación del usuario y la clasificación del sitio web. 

¿Cómo medir los resultados? Las herramientas que más pueden ayudarte son Google Search Console, que evalúa los errores que tiene tu página web cuando se introduce en el buscador; y Google Analytics, donde se pueden medir las métricas de marketing y tráfico online. 

¿Ya has empezado a implementar tu propia estrategia de SEO? ¿Qué dudas te han quedado por resolver? ¡Déjanos un comentario!

Si quieres ampliar más información sobre el SEO, te recomendamos nuestra selección de libros sobre posicionamiento web. ¡Disfrútalos!

Foto perfil

Júlia Solsona |

Content Editor

Comentarios sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*